Blog

El estanque, una pieza esencial en el jardín

El estanque suele ser un elemento esencial en cualquier tipo de jardín, ya que  fomenta sentidos que en el resto del jardín pasan inadvertidos, como es el caso del oído, aunque creo que el sentido que sale más beneficiado como en el resto del jardín, es la vista. Personalmente hay algunas cosas que me embrujan, una es ver el fuego en una chimenea y otra es ver el discurrir del agua, no sólo verlo, sino también oírlo, esta es una sensación que a muchas personas nos proporciona un momento de evasión. El diseño de un jardín resulta algo personal, la inclusión de este elemento es para nosotros algo fundamental.

 

No debemos tener miedo a la hora del mantenimiento del mismo, por un lado existen productos para mantener nuestro estanque en debidas condiciones y por otro lado, las plantas acuáticas, los peces y las bombas especiales para estanques nos van a ayudar a que el estanque permanezca en perfectas condiciones. Es muy importante tener claro que es un estanque y no una piscina, o sea, no vamos a tener nunca un agua apta para el baño, será un agua con un número importante de partículas en suspensión que son las que van a alimentar a nuestras plantas y a nuestros peces.

 

Otra de las causas que suelen echar para atrás a nuestros clientes a la hora de construir un estanque son los niños. Siempre he pensado, y por experiencia propia se, que el problema no suele ser el niño de la casa, ya que a este le causa curiosidad los dos o tres primeros días, igual que el resto del jardín o al igual que las distintas novedades que haya en la casa. El problema surge cuando viene una visita con niños, estos no tienen asumidos los riesgos y la curiosidad les puede, por eso, si tenemos un estanque, es en este momento cuando tenemos que tener especial cuidado con los niños.

 

Cuando tenemos animales domésticos y sobre todo perros, es importante crearles una pequeña playa en  uno de los bordes del estanque, para que si ellos quieren puedan entrar y salir de él con facilidad y sin dañar la superficie del estanque, ya que a estos nos va a costar muchísimo educarles y si les gusta chapotear es mejor dejarlo previsto. Todo esto depende del tipo de perro, pero son los dueños los primeros en saber si su perro puede ser aficionado o no a este tipo de baños.

 

Hemos seleccionado distintos tipos de estanques para que vean que desde el más pequeño hasta el más grande y casi en cualquier sitio, se puede construir uno de ellos, acorde con el entorno, las necesidades y el estilo de cada jardín. Me gusta que cada estanque tenga un carácter propio, por eso realizamos estanques de distintos tipos, distintas formas, con distintos materiales.

 

 

 

Las formas son muy importantes y nos proporcionan unos efectos muy atractivos. La combinación de formas circulares o formas rectas, dan sensaciones totalmente distintas, que si por el contrario buscamos formas más silvestres. Según la ubicación, el tamaño del jardín y el fin que se le va a dar, buscaremos formas de un tipo o de otro. Por ejemplo, en pequeños jardines o terrazas, suelen ser más interesantes las formas geométricas en lugar de las silvestres, ya que un estanque además de atractivo, debe ser creíble, parecer natural donde pueda serlo y crearlo directamente artificial para que se vea la intención.

 

Los materiales que utilizamos son muy variados, ya que como he planteado anteriormente la búsqueda de algo distinto es lo que nos motiva. Podemos conseguir estanques diferentes, siendo creativos a la hora de ver las posibilidades de distintos objetos que podremos encontrar en anticuarios, zonas rurales y hasta en desguaces; en uno de nuestros casos, utilizamos una pila de fregar antigua para construir un estanque volado, o utilizamos la parte superior de un banco de granito para formar una corriente de agua, y hasta una mano de bronce de grandes dimensiones.

 

Yo recomiendo para un aficionado que quiera hacer su primer estanque,  que los busque prefabricados y les de un aspecto más silvestre colocando piedras, tierra y plantas adecuadas. Estoy seguro que así conseguirá tener un agradable estanque,  si no está muy seguro del manejo de los distintos materiales y de cómo debe colocarlos, la construcción de un estanque resulta algo complicada. En el siguiente número les explicaremos los pasos a seguir para la construcción de un estanque, de una manera muy sencilla para que puedan atreverse a realizarlo.

 

Por tanto, un estanque no resulta ni tan caro, ni tan difícil de montar, y por supuesto si utilizamos, como es lógico, una bomba para que circule el agua,  el gasto sólo se deberá a la evaporación natural.

 

En conclusión, con un estanque tendremos además de una zona llamativa y distinta,  un conjunto de sensaciones muy agradables a la hora del disfrute de nuestro jardín.

Escribe una respuesta o comentario

ejecucion

625

Jardines realizados

mantenimiento

99

Mantenimientos

rehabilitacion

39

Jardines rehabilitados

riego

69

Riegos inteligentes

ARTíCULOS

Plantas para balcones y terrazas
La Rocalla: solución para las pendientes del jardín
El estanque, una pieza esencial en el jardín