DETALLES

Jardín de estilo silvestre, dividido en zonas muy diferenciadas:

Zona piscina: para acompañar a la piscina y evitar que sea un elemento añadido al jardín, integrándola con el resto, instalamos una superficie de madera a su alrededor, material mucho más cálido, natural y agradable que cualquier piedra o gres. En un lateral plantamos cipreses y en los demás lados, arbustos de formas y floraciones muy agradables. De esta manera, conseguimos que la estancia de la piscina esté incluida dentro del jardín.

Jardín alargado: encontramos un espacio muy alargado y estrecho. Para disimular esta sensación, construidos un camino lleno de curvas que conduce desde la entrada de la finca, hasta la entrada a la vivienda. El material del vial es adoquín de granito rústico. A ambos lados del camino se plantan especies de muy diversa índole, atendiendo a su forma, floración y ubicación. Destacamos los rosales variedad sevillana por su extensa floración y gran colorido, en exposición soleada. Y por el mismo motivo, las hortensias, pero en semisombra.

TRABAJOS RECIENTES