DETALLES

Nos encontramos con un gran desnivel, de mucha altura y con una gran pendiente. Con peligro de desprendimientos y de grandes escorrentías.

Para solucionar este problema, se realiza una primera operación, que es la construcción de bancadas que rompan la pendiente. Entre un nivel y otro se crean vías de recogida y evacuación del agua para evitar la acumulación de la misma en momentos de fuertes precipitaciones.

A continuación se realiza la plantación de diversas especies vegetales, entre ellas romeros rastreros y pinos, para conseguir la compactación del terreno gracias al enraizamiento de las plantas.

Se coloca un sistema de riego por goteo conectado a una abonadora. De este modo conseguimos un crecimiento más rápido de las plantas y mantener sus necesidades hídricas cubiertas en cualquier época del año.

TRABAJOS RECIENTES