DETALLES

Las pérgolas pueden tener dos funciones diferenciadas:

1.- En grandes jardines, se utilizan pérgolas para comunicar un espacio con otro, por ejemplo, desde la entrada al jardín hasta la entrada principal del edificio. También usamos este tipo de pérgolas para marcar caminos que recorren las grandes superficies ajardinadas, proporcionándonos un paseo muy agradable. Son pérgolas sencillas, normalmente de madera, que se cubren con trepadoras.

2.- Pérgolas de estancia, destinadas a formar la estructura bajo la que se va a realizar una actividad. En jardines particulares se puede destinar a una pequeña zona de comedor, un espacio de lectura, una zona de estar alejada de la vivienda. En jardines públicos se suele utilizar como zona de cóctel, salón de restaurante o incluso una pista de baile. Sobre este tipo de pérgolas se pueden colocar techados, nosotros apostamos por toldos móviles, que se pueden poner o quitar de manera sencilla, según las necesidades de cada momento y la época del año.

TRABAJOS RECIENTES