DETALLES

Antiguo Pazo gallego, rehabilitado y convertido en un hotel y restaurante para bodas y banquetes.

La espectacularidad del edificio es acompañada con un impresionante jardín. El elemento estrella es un gran lago artificial, de aspecto totalmente natural, que fue construido para evitar los desbordamientos en las crecidas de la ría.

La vegetación que lo acompaña, propicia para el lugar, consigue crear un paraíso para todas aquellas personas que se alojan en el hotel o que celebran su boda en el mismo, teniendo un entorno espectacular para su álbum de fotos.

TRABAJOS RECIENTES