Blog

Cap. I. Las artes y el jardín

HISTORIA DE LA JARDINERÍA

Arte y Jardín. Vamos a repasar, a través de los conocimientos del paisajista Ramón Escobar Lago, fundador y director  general de Hispania Verde, la historia de la jardinería. Lo haremos en varios capítulos. En el primero, ofrecemos una visión general de las artes y el jardín. Enumeramos distintos tipos de jardines, de los que nos ocuparemos de manera individual en las siguientes entradas.

Cap. I. LAS ARTES Y EL JARDÍN 

La naturaleza, desde tiempos inmemoriales, ha resultado para el hombre algo inescrutable, algo mágico, algo sorprendente. Totalmente fuera de su control. Es por eso que el jardín representa un vínculo que el hombre crea para conciliarse con esa naturaleza salvaje y agresiva.

El jardín, en su origen, tiene un significado mágico y religioso. Casi todas las religiones antiguas han tenido su propio jardín mítico: El “Edén” de los israelitas; el “Jannah” para los musulmanes; Suargá de los hindúes; o el Bosque Sagrado de los primeros itálicos. 

El jardín esta siempre asociado a la idea de paraíso.

Diferencia entre las artes y el jardín

El jardín, en un sentido auténtico, es una composición estética. Se trata de una composición que, en formas y grados varios, puede asumir el valor de una obra de arte.

La gran diferencia entre las artes y el jardín es la perdurabilidad en el tiempo: un jardín esta en continuo cambio. 

El cambio es el que hace distinto al jardín sobre cualquier arte. Entre las artes, el jardín ocupa un sitio particular. Y es que los jardines se encuentran entre el arte y la naturaleza; entre lo eterno del mármol inmutable y lo instantáneo del variable escenario natural. 

Los edificios, los elementos de piedra son inmutables. Del mismo modo que la ordenación planimetría y la configuración del terreno son relativamente estables. Pero, la vegetación, por el contrario, está sujeta tanto al crecimiento como a los cambios estacionales.

Son constantes el empleo del agua en todas sus posibles variantes y el uso de los árboles, tanto de sombra como típicamente decorativos. 

Una característica del jardín, en todas las épocas y en todos los lugares, es su oscilación perpetua entre la naturaleza y el artificio.

Poder domesticar la naturaleza o tomar posesión de ella es una visión muy renacentista del hombre como centro del universo.  

El jardín utiliza elementos arquitectónicos, plásticos y decorativos. Según se utilizan unos u otros y el tipo o la modalidad de los mismos, podemos desvelar el talante y el espíritu de la época en que se planificó. Hasta podemos saber el tipo de civilización.

Tipos de jardín

Jardín renacentista italiano

Ordenado según unas rígidas normas arquitectónicas. La ordenación del jardín italiano está presidida por una norma unitaria, con proyecciones en la simetría de los volúmenes y en las cadencias; y por una exacta determinación de formas y vistas. 

La composición es cerrada. Es decir, todos y cada uno de los espacios están definidos y nada se deja al libre azar. De esta manera, el jardín deja ver que el hombre está en el centro, que podemos transformar la naturaleza a nuestro antojo.

Jardín francés

Heredero directo del jardín italiano, amplía y dilata la concepción renacentista. Lo hace transfiriéndose a terrenos ondulados y a grandes extensiones de perspectivas.

Con respecto al italiano, el jardín francés concede un tratamiento más respetuoso a los elementos naturales. El fin es modelar la naturaleza sin forzarla.

Es un paso adelante: ya el hombre no es el centro, pero quiere seguir dominando la naturaleza sin que se note tanto…

Jardín árabe

Se asemeja al paraíso mahometano. Este jardín quiere ser un lugar de deleite, susceptible de albergar, en un ambiente intimo, lo más bello que la naturaleza pueda ofrecer y que el hombre sea capaz de crear.

En el jardín árabe predomina el agua como ensoñación del oasis perdido. Como curiosidad: no existen esculturas. 

Jardín paisajista europeo del siglo XVIII

Pretende ser una reproducción artística de la naturaleza más selecta. La naturaleza presentada como una sucesión de escenas que deben parecer aspectos accidentales y donde la mano del hombre queda razonablemente oculta. Este tipo de jardín aspira a un ideal de la belleza pura.

Jardín japonés

Es la representación simbólica de la gran naturaleza en un pequeño espacio. Al expresar la identidad entre el hombre, el cosmo y la divinidad, intenta ofrecer el ambiente apropiado para la meditación y la oración.

Jardín clásico

Su concepción se basa en el intento de crear un efecto duradero y permanente. Se intenta adoptar la estabilidad de la arquitectura. Sin embargo, ese efecto ha de recuperarse periódicamente con la ayuda de una adecuada técnica de jardinería.

Jardín paisajista

Rechaza estos métodos de estilización. Sus medios son totalmente distintos y tienden  a plasmar una belleza ideal.

Jardín de hoy

Se constata una atracción más fuerte hacia el mundo natural. Los jardines, dejan de ser un privilegio de individuos o de círculos restringidos.

En paralelo a la evolución de la arquitectura y las demás artes, el arte del jardín está en una fase de renovación.

Continuará..

ejecucion

1.000

Jardines realizados

mantenimiento

200

Mantenimientos

rehabilitacion

250

Jardines rehabilitados

riego

125

Riegos inteligentes

ARTíCULOS

Cap. VI. El Jardín Francés
Cap. V. El Jardín Renacentista
Cap. IV. El Jardín Medieval